lunes, 2 de febrero de 2009

Vitamina C y envejecimiento cutáneo


La vitamina C (ácido ascórbico) es un compuesto de seis carbonos que tiene una relación estructural con la glucosa, en el organismo humano se oxida en forma reversible a ácido dehidroascórbico para alcanzar su máximo potencial como vitamina y ejercer su acción antioxidante.

La mayor parte de su actividad biológica tiene que ver con su participación en reacciones bioquímicas de reducción y oxidación: transformación de prolina en hidroxiprolina durante la síntesis de colágeno, oxidación de la lisina en el metabolismo de la carnitina, conversión de ácido fólico en folínico, síntesis de esteroides por la corteza adrenal, metabolismo de la tirosina y control del efecto de los radicales libres sobre la célula.

La vitamina C no es sintetizada por el organismo humano, razón por la cual ha de ser aportada por vía exógena. La ingesta diaria recomendada debe igualar la cantidad consumida por oxidación y la excretada. El mantenimiento de una reserva corporal de 1500 mg de ácido ascórbico implica la absorción diaria de una cantidad aproximada de 60 mg diarios. El aumento del aporte puede ser reconsiderado en condiciones especiales (infección, estrés, prevención de foto daño, entre otras)

Teniendo en cuenta los mecanismos fisiopatológicos involucrados en el envejecimiento prematuro y las características estructurales y funcionales descritas (hidrosolubilidad, potencial de óxido reducción, estructura química), la vitamina C podría jugar un papel preponderante en la prevención de las alteraciones dermatológicas derivadas de la exposición a la luz solar mediante la neutralización de la acción oxidante de los radicales libres formados como resultado del proceso de envejecimiento acelerado por la exposición a UVA.

El ácido ascórbico constituye así un sistema plasmático de defensa frente a estas moléculas reactivas. Adicionalmente, su función como cofactor en los procesos metabólicos de producción de colágeno (hidroxilación de prolina y lisina) refuerza la importancia del rol que cumple como protector en el foto envejecimiento.

Numerosos medicamentos de uso tópico incluyen en su fórmula farmacológica al ácido ascórbico, sin embargo, dada su condición de hidrosolubilidad, el nivel de absorción a través de la piel es mínimo. Por esta razón, en la actualidad se llevan a cabo diversos estudios tendientes a aumentar la evidencia del valor terapéutico de la vitamina C oral en la prevención del foto envejecimiento.