martes, 3 de febrero de 2009

La competencia en el manejo de la información


La gran magnitud del volumen de información disponible en la actualidad y la complejidad de las redes disponibles para la obtención de la misma hace necesario desarrollar una competencia específica en el manejo y utilización eficiente de dicha información para la resolución de problemas.

De acuerdo con lo planteado por Eisenberg y Berkowitz, la competencia para el manejo de la información (CMI) puede ser concebida como la capacidad individual para identificar y localizar fuentes adecuadas de información, definir estrategias de selección y acceso a la misma, evaluar la calidad de los datos obtenidos y organizar y utilizar la información obtenida para los propósitos planteados.

Desde esa perspectiva, asumida la CMI como una competencia genérica que ha de ser desarrollada por los profesionales como una herramienta indispensable para un desempeño exitoso en el mundo moderno, se hace necesaria su incorporación transversal en los currículos de formación universitaria, meta que se logra mediante la introducción de estrategias didácticas orientadas a la resolución de problemas complejos a través de un modelo eficiente de gestión de información.

Algunas consideraciones que han de ser tenidas en cuenta para la definición de actividades de aula que promuevan el desarrollo de la CMI son:

· Definición clara de tareas y problemas.
· Motivación y capacitación en estrategias de búsqueda de información de acuerdo con el contexto específico en que se desarrolla la tarea.
· Acompañamiento en el proceso de ubicación, acceso y valoración de la calidad de los datos obtenidos en el proceso de búsqueda.
· Clasificación, categorización y selección de los datos relevantes para la resolución de la situación problémica.
· Organización y procesamiento de la información de acuerdo con los objetivos planteados al inicio de la actividad.
· Evaluación del proceso y de los productos obtenidos.