viernes, 12 de junio de 2009

Declarada Pandemia A (H1N1)


La Organización Mundial de la Salud (OMS) decretó este jueves el nivel máximo de alerta por la gripe porcina A (H1N1), convirtiéndola en la primera pandemia mundial del siglo XXI, informó la directora de la institución, Margaret Chan, a los Estados miembros.

La directora "confirmó que se eleva la alerta a la fase 6", declaró un diplomático estadounidense en Ginebra, al revelar que Chan había comunicado a los Estados que la OMS había elevado a su nivel máximo de alerta por la gripe porcina, al término de la reunión con los embajadores ante la OMS en Ginebra.

Esta decisión anuncia de facto la primera pandemia de gripe del siglo XXI. La OMS había convocado a su comité de urgencia para principios de la tarde con el objetivo de evaluar la posibilidad de decretar el estado de alerta máximo. Sin dejar dudas sobre sus intenciones, la directora de la agencia de la ONU con sede en Ginebra, Margaret Chan, convocó a una conferencia de prensa para dar el anuncio oficial de la decisión de la Organización.

En la actualidad, el virus de origen porcino afecta a 27.737 personas en 74 países, y ha dado lugar a 141 muertos, al parecer la situación en Australia fue la que motivó la decisión, siendo el quinto país más afectado en el mundo por el virus con 1.263 casos.

El miércoles, la OMS invitó a los ministros de Salud de los ocho países más afectados a una teleconferencia para "ver si tienen pruebas indiscutibles de transmisión local", para los expertos, estas pruebas existen desde hace un tiempo, pero la OMS decidió, por la presión de sus miembros, darse tiempo para preparar de la mejor manera a sus 193 miembros y evitar un movimiento de pánico que sería, aparentemente, injustificado.

"Pasar a la fase seis significa que la propagación del virus continúa, pero no significa que la gravedad de la enfermedad aumentó", afirmó el subdirector de la Organización Mundial de la Salud. De hecho, la mortalidad del virus es hasta ahora equivalente a la de la gripe estacional (0,1%), dejando de lado el caso de México (0,4%), mientras que el de la gripe aviar es de 60%.