domingo, 15 de marzo de 2009

Insuficiencia Vascular Cerebral: Aspectos clínicos / Diagnóstico


Las manifestaciones clínicas de la enfermedad arterial periférica varían de acuerdo con los sistemas comprometidos. Los pacientes con insuficiencia vascular cerebral reportan sensación vertiginosa que puede estar influenciada por los cambios de posición, inestabilidad, tinnitus y alteraciones cognitivas leves sin demencia (disminución de la atención, dificultad para la concentración y trastornos de memoria). La mayoría de los pacientes con déficit cognitivo ocasionado por disminución de la perfusión cerebral tiene antecedentes de infarto al miocardio, insuficiencia cardiaca o hipertensión arterial.

La presencia de claudicación intermitente de miembros inferiores, dolor precordial, disnea y otras alteraciones funcionales asociadas sugiere el compromiso aterosclerótico de múltiples lechos arteriales. Uno de los principales marcadores de enfermedad arterial periférica es la claudicación intermitente, sin embargo, la existencia de déficit cognitivo y/o neurológico sin causa orgánica aparente en un paciente con factores de riesgo para insuficiencia vascular debe enfocar el diagnóstico hacia esta patología.

La confirmación del diagnóstico se lleva a cabo mediante la práctica de exámenes especiales (duplex scan carotídeo, resonancia nuclear magnética) que permiten demostrar la presencia de aterosclerosis y la desmielinización subsecuente a hipoperfusión (dilatación ventricular y periventricular, áreas de isquemia local). Ante un paciente con insuficiencia vascular cerebral es necesario llevar a cabo una valoración exhaustiva de otros sistemas que puedan estar afectados en forma concomitante.