sábado, 22 de agosto de 2009

La vejez no es una enfermedad


Existe una marcada tendencia a considerar la vejez como sinónimo de enfermedad. Este hecho, particularmente notorio en el común de la gente y compartido por una amplia franja de profesionales de la salud, tiene como consecuencia graves implicaciones en la calidad de vida de quienes se eneucnetran en esta etapa de la vida, razón por la cual pretendo demostrar la tesis que la vejez no es una enfermedad.

En primer lugar, estableceré el sentido en que serán utilizados los conceptos que fundamentan dicha afirmación: por una parte, el término vejez, bajo el cual se agrupan una serie de elementos de orden biológico, psicólógico, social, histórico y cultural, será definido en torno a una edad cronológica del individuo igual o mayor a sesenta años de vida; por otra parte, los conceptos de salud y enfermedad, que pueden ser considerados como dos estados del proceso resultante de la interacción entre múltiples factores genéticos, ambientales, actitudinales y de disponibilidad de servicios de salud (Blum, 1986), que a su vez, están influenciados por patrones culturales que determina la forma de ser o estar sano. 1

Arículo completo